miércoles, 3 de julio de 2013

"El Pensar Interno #1"

Esta publicación, será quizás, la primera de varias, cual tomaré para expresar un pensamiento casi fugaz... digo casi, porque es una idea la cual quería escribir y expresar hace un tiempo ya sobre lo ajetreada que puede llegar a ser la vida y como te puede voltear los planes o proyectos en mesa en muchos casos.

¿Acaso nunca han sentido tanta presión por tantos factores diversos?

Me refiero por ejemplo, cosas como: La familia, los estudios, la situación económica, la inseguridad (tanto personal sobre mis acciones y otras cosas como la inseguridad con la que me toca vivir actualmente a mi alrededor) y otro montón de factores... se que muchos lo hemos vivido y lo seguimos viviendo, o si...

Se que muchos mas que otros llevan a cuestas problemas o pesos mucho mas que otros, la cuestión sobre el tema es, que tanto te pueden salir esas ganas de mandar a la mierda a todo y el todo cuando sientes que ya a veces seguir esforzándote por una idea o proyecto no vale la pena. En ejemplo, empiezas un proyecto, tienes ideales, quieres verlo crecer, como una planta, pero al pasar el tiempo te desanima ver como poco a poco le pones tanto esfuerzo a la semilla y esta no da frutos.

O en otro caso, cuando empiezas una idea con varias personas, de pinga... (cuando empieza), todos tienen ese animo, ese "echar pa' alante", pero con el tiempo te vas dando cuenta como ese animo se va estancando en el olvido y todos caen en ese antiparabolismo (para los que no entiendan el termino, me refiero a esa falta de atención sobre un objetivo, tema o acción) con respecto a la idea o proyecto que empezaron. Y así ver como ya nadie tiene ánimos te causa desánimos y al mas mínimo intento por tratar de echar chispas de nuevo al ruedo de la idea simplemente sirve para... nada y te causa mas desánimos lo cual causa el mismo desanimo a los demás y crea un circulo vicioso...

"¡SE JODA TOA VERGA 'DICIÓN!" -Pienso yo...

Con ese desanimo nunca sobra sumarle los problemas que te pueden formar los que te rodean en tu vivienda por el hecho de que tu existencia incomoda a los demás y lo único que quisieras es irte lejos (o rogar por que asesinar sea legal), también las entregas, exámenes, exposiciones y tareas pendientes con tus estudios, oh si... eso también puede ser un factor extractor de roca ("Sacar la piedra", véase un diccionario sobre expresiones Maracaiberas). Aveces solo sales de tu casa tratando de despejar la mente con gente de tu agrado y tus amistades (lo que muchas veces puede empeorar y agrandar el estrés) y solo consigues eso... mas estrés, lo que te dan ganas de salir de ahí queriendo regresar de vuelta a tu nido, para volver a tus proyectos e ideas y no sirva para nada puesto a que ese nido te trae mas estrés, todo se acumula...

¿Y que es lo único que haces?

Nada, simplemente nada, dejas que las cosas fluyan y sigues sin prestarle atención a las cosas, te fastidias por la mas mínima cosas y se pierde el espíritu.

La cosa es que muchas veces hay gente o personas que dependen de ti, para algo, y podrán llegar a pensar que ya tu no le tienes ánimos, a ellos o a las ideas que empezaron en conjunto y esa es la cuestión, muchas veces la gente  no se da cuenta, por mas que se los puedas llegar a decir, sobre el como en verdad te sientes ante una situación o en algún momento específico de la vida, siempre hay que tener en cuenta que hay gente que estará pasando por cosas peores que tu, pero eso tampoco puede ser excusa para otros como para hacer cosas por mera obligación. (Y si hay algo que yo detesto es que me obliguen a hacer algo o sentir que me toca hacer algo por mera obligación...)

Por ende, para soltar tanta presión y estrés uno siempre busca algo con lo que distraerse o cambiar la mentalidad y la rutina (cosa la cual al encontrarla se puede tornar adictiva o viciosa y llegar a ocasionar problemas, puesto a que siempre que te guste hacer algo, gran parte de los que te rodean lo verán como algo malo... y no, en mi caso no me refiero a las drogas si no al Magic, pero eso es historia para otra entrada).

De cierta forma, lo único que queda es dejar que las cosas fluyan con su naturalidad, que a pesar de poderte estresár, y saber que mas hostinación y piedras en el camino tocan por pisar, en algún punto todo cambia para bien, y aveces, todas las experiencias amargas son las que dan un gran empujón a futuro, y todas esas ganas de "dejar todo botao'" al final se transforman en ganas de terminar lo inconcluso, y de esa manera, darle fin a esos cabos sueltos, para así poder empezar nuevos proyectos e ideales para el futuro.

"Tapar un hoyo para poder cruzar un puente y cerrar una ventana para poder abrir una puerta."

Y bueno... para concluir esta entrada, que fue realmente algo personal para soltar de alguna abstracta manera ciertas cosas de lo que me han pasado, y al mismo tiempo compartirles algunas cosas con las que espero y estoy casi seguro de que bastantes personas comparten igual que yo. No soy el único así que bueno, saludos y gracias a los que leyeron hasta acá! :)

Ernesto Fernández.

1 comentario:

  1. total viejo.. a la final una cosa si hay que tener claro, que todo lo que uno hace como proyecto son cosas que te nacen desde tus mismos anhelos, por ende solo uno esta enamorado de ello, solo uno puede echarlo adelante y las trabas a tu alrededor mas que problemas habrá que disfrazarlos de ayuda..

    mil veces me habré identificado con esta entrada.. saludos papee

    ResponderEliminar