lunes, 5 de junio de 2017

Ganando la guerra, un movimiento decisivo.

Que sea esta entrada un llamado a la razón, a la sensatez y la cordura. No tiendo ni me gusta acotar u opinar ante las diversas situaciones que suceden en mi país, y si lo hago son pocas las veces, sobre todo porque soy firme ante la idea de que por las redes no se resuelven los problemas. Pero siendo este mi espacio personal creo que puedo generar un pequeño punto de reflexión para todos quienes leen estas palabras.


Fuente: Google imágenes


No soy ningún estratega, tampoco militar, pero creo que es cuestión de sentido común el entender que para llegar a una resolución final ante la problemática que está atravesando nuestro país, Venezuela, es necesario contar con el apoyo de las fuerzas armadas para resultar victoriosos.

"A la veeerga, ¡si esos marditos lo que están es compraos por el gobierno!" son las palabras que atraviesan por la cabeza de quienes leen esto, quizás... y si, dentro de las fuerzas armadas hay sectores que lo están, ellos, los enchufaos con este sistema represivo y dictatorial. 

Pero la otra y gran parte de los milicianos son lo mismo que el gran resto de los venezolanos: Personas con hambre y miedo de perder sus vidas. Personas que quieren un cambio real pero que no sabe a donde ir para encontrar el cambio.

Mientras el país está dividido entre dos facciones, ambas facciones emprenden la guerra la una a la otra por mera fuerza bruta sin recordar que la guerra se gana es con la inteligencia, no con fuerza. 

Hay que visualizar un punto importante: Los cabecillas que están montados actualmente en el "poder revolucionario" del país, no tienen a donde ir, ya han perdido terreno y lo siguen perdiendo cada día más. ¿Por qué no se han ido ya de este país si están tan forraos en plata? Es precisamente, por el hecho de que afuera también los están buscando... y la única cosa que tienen aquí y no allá afuera es el poder de un fusil. Es decir, una división de soldados que ejecuten un disparo por ellos. Están pendiendo de un hilo y ese hilo es precisamente el de la fuerza armada.

En el momento que ellos pierdan ese poder, ya no les va a quedar más que caer. Es así como se han acabado todas las guerras, cuando logren despojar al poder totalitario de su recurso militar no le queda más que los sostenga.

Ahora bien, bajo la consigna actual de "NO VIOLENCIA" les hago una pregunta a los lectores:

¿Cómo aspiran que el 70% de ese sector militar que está en desacuerdo con el régimen actual (QUE SI EXISTE Y ES GRANDE) se alíe con un bando el cual no hace más que hostigarlos y recriminarles actos?

Es cierto, hay motivos para estar vehementes y furiosos ante la cantidad de cosas atroces que muchos milicianos dentro de ese sector han hecho en contra de los ciudadanos de este país. Pero también deben recordar que no todos ellos son culpables de esos actos de abuso de poder y que al igual que nosotros son personas. Seres humanos con familia, seres humanos que están pasando hambre, que están sufriendo la misma represión o posiblemente una mayor que la que nosotros tenemos, porque solo queda ponerse en sus zapatos.

Tienen miedo, y son un factor importante y decisivo para asegurar una victoria  ante este régimen totalitario. Hay que encontrar la forma de traerlos con el pueblo venezolano que quiere el cambio y no repudiarlos y agredirlos a todos, ya que dentro de sus planteles los amenazan si se les ocurre algo que pueda ser justificable de traición y los amenazan estando en las calles los mismos ciudadanos. Como dirían por ahí: ¿Y pa' donde cogen? No quieren estar en un bando y en el otro no los aceptan, en ambos lados los amenazan o los tratan mal. ¿Y la unidad donde queda? Se convierten en marginados...

También les recuerdo que ningún régimen dictatorial ha caído por puras palabras de paz... las protestas, los plantones y las trancas pacificas NO son lo que tumba a un gobierno, es la UNIDAD lo que derroca dictaduras y destruye imperios... pero de igual manera los forja y los hace crecer.

Hasta acá dejo esta entrada la cual espero que llegue a ser una ligera reflexión para todos los que lleguen a leer estas palabras, que sea un llamado a la cordura y la razón, una invitación a medir las palabras antes de decirlas y a medir los actos antes de cometerlos. No arremetan contra cualquier militar porque ara ganar la guerra, ellos se convierten en un factor decisivo.

¡La unidad rompe barreras!

Fuente: aiesec.org.ve


Ernesto Fernández

jueves, 8 de septiembre de 2016

KEEP ME ALIVE...





Mi último trabajo bajo el nombre de Ernesto Fernández, este álbum consta de 17 canciones divididas en dos partes, un lado A y un lado B, cada canción es un trabajo y una idea la cual había tenido pendiente de trabajar hace años y como me rehúso a dejar a mis ideas morir, dado a que son como hijos para mi, tuve la necesidad de hacer este álbum bajo esa premisa, el mantener viva cada una de mis ideas las cuales retomaré y re-trabajaré en el futuro bajo el proyecto de GODSPAWN REBORN.


· Tracklist:

SIDE A:

01. Gamle Herr
02. Demolición Interna
03. Convalescent Whisper
04. Mythical Warsong
05. Zaikan's Battle
06. Condenado!
07. Day Zero (Demo)
08. Bad Dog
09. What Remains from Another Day (Demo)
10. Die Die My Darling (Misfits Cover)
11. Ernesto Fernández & DangerOscar (Improvisation)
12. Kill the Year (Demo)
13. Kuroi Mori (ft. The Dark Stripes)
14. Consternation of the Madness
15. Annihilated!
16. Darkest Sea of Garbage
17. Bellum Nemoris (Demo)

SIDE B:

01. Cosmic Armaggedon / Death Rides
02. Mirada de Odio
03. Rolling
04. Simplicity
05. Sifer
06. Sentenced
07. Destroyer (Demo)
08. Animas Awaking
09. Blackened War
10. L.V.E.J (Demo)
11. Lake of Blood (Demo)
12. Pentagrama en el Cielo (Demo)
13. That Day the Sun Stopped to Bright (Demo)
14. The Ape Grinds the Caipirinha
15. Skankool
16. The Frog
17. Way to the Next Universe

· Información:

*Peso: 127 MB. 

*Calidad del audio: 128Kbps
*Géneros: Ambiental, Metal, Electrónica, Experimental.





© Copyright, Ernesto Fernández. 2010-2016. Este trabajo fue compuesto, grabado, producido y diseñado por Ernesto Fernández, todos los derechos están reservados.